Madonna en el Estadio River Plate - VUENOSAIREZ

vuenosairez

Estás en: Cómo Estuvo > Madonna en el Estadio River Plate

Cómo Estuvo

Madonna en el Estadio River Plate

A pesar de la demora de una hora y media para dar comienzo al show y del estado febril que la aquejaba, Madonna volvió a demostrar, en su tercer visita a nuestro país, porqué a sus 54 años sigue siendo la Diva del Pop.

Madonna en el Estadio River Plate

Desde hace 30 años Madonna se reinventa. Es por eso que sigue manteniendo la fidelidad del público, y gira tras gira, sorprende al público con una nueva performance cada vez más compleja desde el punto de vista tecnológico, musical y visual. En esta nueva gira, denominada MDNA, la espiritualidad, el oscurantismo, la sexualidad y todo el mundo pop que la rodea quedan expuestos al ciento por ciento.

Según rezaban los comentarios de los shows que venía realizando la diva, todo estaba estructuradamente cronometrado. Desde la duración del mismo, 116 minutos exactos, pasando por los cambios de ropa, y los cuatro actos que separaron al show: Transgresión, Profecía, Masculino-Femenino, y Celebración.

Cada bloque responde a un todo, va mucho más allá de las canciones, lo visual es preponderante por sobre lo que realmente se escucha.  
Para el comienzo el escenario (plagado de cubos de pantallas led que subían y bajaban) se transformó en una iglesia medieval, mientras los monjes iban saliendo para entonar cantos gregorianos y sonar las campanas. Hasta que los acordes de “Girl gone wild” comenzaron a sonar, y todo estalló para devenir en una “película” de acción con Madonna tomando las armas literalmente. “Revolver” y “Gang bang” fueron las elegidas para la “masacre” que la diva propició.

Si bien el escenario mutaba a medida que las canciones se sucedían, la gente todavía no conseguía entrar en el clima que la cantante y sus bailarines proponían. Esto quizás se dio por la elección en la lista de temas y la poca revisión del pasado que propuso en el comienzo. Recién con “Express yourself” el estadio se levantó. Al ritmo de las porristas que la acompañaban y en un clima más pop que la oscuridad del comienzo, Madonna hizo saltar a los presentes y hasta mechar una parte del tema “Born this way” de Lady Gaga, para dejar en claro quién es la verdadera reina del pop.

Luego de este comienzo arrollador, Madonna bajó un cambio para aclarar su estado febril (aunque por su entrega no se le notó mucho) y agradecer el cariño que sus fans argentinos le propician en cada visita.

La música empieza a ganarle a lo visual. Primero la presentación del grupo vasco Kalakan para una versión especial de “Open your Heart” y “Human nature”, donde se despojó de parte de su vestuario para quedar en ropa interior e interpretar, con un pianista de acompañante, “Don’t cry for me Argentina” mientras por las pantallas se enfocaba el nombre de Eva escrito en su espalda cual tatuaje.

Para el final, el bloque “Celebración”, quedarían los hits más bailables, desde “Vogue” con un gran desfile de modas ochentoso, pasando por “I’m a sinner” y la clásica “Like a prayer” con el coro gospel correspondiente acompañandola, y “Celebration” ,con su hijo entre los bailarines, para darle un aire disco a todo River.

Madonna comenzó a poner punto final a una larga noche (entre la espera y el show en sí) y concluir esta nueva gira (que repetirá el sábado en River, luego en Chile, y finalizar el 22 en Córdoba) demostrando quién es “La Reina” y lo difícil que será sacarle el trono.

PICS BY: Beto Landoni - Cortesía T4F.

Comentarios

vuenoz.com no tiene ninguna responsabilidad sobre los comentarios de usuarios aqui expuestos. Todos los comentarios son de responsabilidad exclusiva del usuario que los publica. Asimismo vuenoz.com se reserva el derecho de editar o eliminar los comentarios contrarios a las leyes de la Republica Argentina o que considere violen sus normas de etica, privacidad u otros motivos que considere injuriantes.