Cómo Estuvo

Black Rebel Motorcycle Club

Black Rebel Motorcycle Club

Los últimos héroes de la clase motoquera elevaron su octanaje una vez más hasta convertirlo en una llama incandescente. Black Rebel Motorcycle Club visitó por tercera vez nuestro país y su huella no pasó desapercibida. Inflamables.

El clima está erecto. Se percibe pesadamente vivo, lascivo. Los cuerpos oscilan como en trance; están formando parte de un rito pagano.  Un culto a lo más visceral, esencial y substancial del rock and roll. Siendo las diez de la noche, sobre el escenario de Niceto, que a telón abierto exhibe obscenamente el material de conquista, dos figuras delinean el camino entre el humo y las luces tenues. Se calzan los instrumentos y por espacio de dos horas, prácticamente, les violan los oídos a los espectadores.

 

Black Rebel Motorcycle Club, ocupa el perímetro y parece reducirlo a una habitación de 3x2. Robert Leevon Been y Peter Hayes (ambos de estricto negro, como si Johnny Cash les hubiese dado el visto bueno), inician su ceremonia con “War Machine”, un blues cadencioso y  bien hipnótico. La excusa es presentar canciones de su más reciente placa, Beat the Devil’s Tattoo, que de momento, tres de sus primeras canciones se ajustan en su setlist, para luego cederle lugar a las más festejadas por los que colmaron Niceto por segunda noche consecutiva. Pues bien, “Love Burns” hace lo propio y ya todo es desenfreno y euforia. Las contorsiones de Been (“un churro”, dirían vuestras madres), contrastan con el casi estoico Hayes, que hace de su Gibson 355 una extensión más de su cuerpo. El tándem es infalible. Alternan voces lenitivas que crean paisajes oníricos propios de la extensa llanura del país al cual pertenecen. “666 Conducer”, “Shuffle Your Feet” y “Ain’t no Easy Way” son una nítida muestra de aquello. Blues, góspel, Americana se fusionan y construyen una muralla implacable de reverberaciones y distorsión. Son creadores de sensaciones, estímulos, espasmos. No hay resquicio alguno entre tema y tema, apenas si se les escapa algún “Thank you”, o lo mismo, pero en castellano. La labor está solventando un momento atípico por estos días; la tenacidad de las bandas de guitarras. Sostenidos únicamente por sólo una de ellas (¡vaya contrasentido!), más un bajo saturado que a veces Robert cambia por una electroacústica cuando la canción lo amerita. Claro. Naturalmente está la rutilante adquisición del binomio en los parches: Leah Shapiro. Con ella es todo ganancia. La versión recargada de Moe Tucker de la Velvet Underground hace simple lo que parece difícil. Baterista de recursos limpios y tempo férreo, Leah, además de aportarle sensualidad rocker al asunto, es el eslabón que une esas dos columnas que batallan los overdrives y las alteraciones de sonido. Implacables.

 

Las dos horas de duración parecieron desvanecerse en el tiempo. El clima aún permanece erecto. Con algunas de las canciones más logradas “US Government”, “Red Eyes and Tears”, “Six Barrel Shotgun” y “Whatever Happened to My Rock N’ Roll”, el trío se retiraba del escenario con la expectación vibrante, aguardando por más de ello que tanto los hizo estremecer. Pues bien, a su retorno, Robert solo con su guitarra acústica quiso que posaran todas las miradas sobre su persona y obsequió una despojada versión de “Howl”. Levantaron al público una vez más con “Spread Your Love” y clausuraron su obligación con “Open Invitation”, a dos voces. La conmoción general ya era carne viva. ¿Y qué era entonces lo que le pasaba a su rock ‘n’ roll? Permanece inalterable. Rebosa de buena salud. Un motivo menos por qué preocuparse. 

 

Previo al recital de los Black Rebel Motorcycle, en Niceto se llevó a cabo una red carpet con varios de los artistas nacionales más destacados.
VUENOZ estuvo ahí y se encontró, ni más ni menos, que con los Catupecu Machu.

 

NOTICIAS
Reviví el increíble show de Fito Páez en el Movistar FRI Music

Reviví el increíble show de Fito Páez en el Movistar FRI Music

Fito Páez es un clásico que nunca falla y en el MFM volvió a lucirse junto a su banda frente a miles de personas.

Este sábado encará la fiesta de otra forma

Este sábado encará la fiesta de otra forma

Llega la Fiesta ¡B.U.M.! Baile Urgente en el Moderno, baile y experiencias audiovisuales descomunales este finde.

Las nuevas Reebok, una explosión de color

Las nuevas Reebok, una explosión de color

Descubrí las Classic Nylon de Reebok. Nuevos colores, más diversión y posibilidades para tu look.

El Movistar FRI Music desembarca en Neuquén con Kevin Johansen y mucho más

El Movistar FRI Music desembarca en Neuquén con Kevin Johansen y mucho más

El festival presentará a Kevin Johansen, Cuarteto de Nos y Eruca Sativa dejando su huella sobre el escenario del Parque Central.

Nite Jogger, nunca es demasiado tarde.

Nite Jogger, nunca es demasiado tarde.

En el festival más grande del mundo, Ca7riel & Paco Amoroso y Seven Kayne, junto a adidas Originals, demostraron como la noche se puede convertir en el mejor escenario para la creación.

Intervención y conectividad en la Comunidad #LollaAR

Intervención y conectividad en la Comunidad #LollaAR

La sexta edición del Lollapalooza Argentina fue una verdadera fiesta para la Comunidad del Lolla. Música, arte y conectividad de la mano de Chevrolet Onix en el festival más grande del mundo.

Llega el Lollapalooza Argentina y hay mucho por descubrir

Llega el Lollapalooza Argentina y hay mucho por descubrir

La Comunidad del Lolla vive el festival de una forma diferente y para ellos va esta nota de recomendados de Chevrolet Onix.

Palpitá el Lollapalooza y escuchá una playlist fuera de lo común

Palpitá el Lollapalooza y escuchá una playlist fuera de lo común

Disfrutá de conocer algo nuevo y dale play a estos temas de artistas que recomienda YPF y que te van a sorprender en vivo en unos días.